Pastor, no te desalientes

Por Enrique MartínezUn pastor, un encargado de una obra en su inicios o ya establecida, o un líder de un grupo de creyentes, en reiteradas ocasiones experimenta incomprensiones, desaliento...
deslealtades, divisiones en la Congregación que preside, soledad, tristeza, escasez económica, etc. El pastor al estar en estas circunstancias, generalmente muy pocos o nadie acude a darle una palabra de ánimo, al contrario, críticas para él y para su familia. Pero si tú eres un Pastor que ya has experimentado o vives lo señalado, te quiero decir que: “Jesús, quién te llamó, jamás te dejará huérfano, porque El estará contigo en los buenos y difíciles momentos" Isaías 41:10 y 43:2. Fija, fija, tu mirada en Jesús, cuesta, si lo sé, yo también lo he vivido.
El Señor conoce tu desaliento, tu escasez, tu soledad, tu tristeza. Todo aquello Jesús siendo Dios, también lo padeció. Incluso, a veces algunos Pastores, están como que si no tuvieran familia, pero tu Padre Celestial está ahí.
Qué difícil es, cuando experimentas una división en la Congregación, dirigida especialmente por hermanos (as), que te abrazaron, que los atendiste, etc. y que ahora piensan solo en el púlpito, en un puesto, en dirigir.
Déjalos en las manos de Dios, no tomes la justicia en tus manos, quedarán en las manos del Dios justo, ya que quizás les sea permitido dirigir o abrir una obra de cero (aunque muchos le hacen el quite comenzar de cero, anhelan algo ya formado), déjalos para que conozcan y palpen lo desconocido para ellos, el ser Pastor de una Congregación.
Pastor, anímate en el nombre de Jesús. No dudes, ni olvides quién te llamó. Si te has equivocado o no has visto resultados, no te desalientes, CONTINÚA SIERVO. Efesios 4:11
Si eres hermano y no diriges una Congregación, levanta una oración poderosa por el Pastor y ve donde el Pastor y bendícelo en el nombre de Jesús. No llegues donde él con las manos vacías. Hebreos 13:7 y 17.
Amado Pastor, si no tienes los problemas que mencioné, ve o toma el teléfono o escribe un @, al Pastor que pueda estar experimentando situaciones difíciles. DIOS ESTARÁ MUY AGRADADO DE ESTA NOBLE MISIÓN. Feliz Año Nuevo 2011, Para Usted, para toda su familia, congregación o denominación.

Enrique Martínez
Ministerio La Fuente Eterna - Santiago de Chile