Informe de las inundaciones en Mozambique


INUNDACIONES MOZAMBIQUE
Enero 2013
El presente es un breve informe del acompañamiento que Cáritas Diocesana de Xai Xai está realizando a algunos centros de acogida de los evacuados por las inundaciones, que afectaron principalmente la zona de CHOKWE, GUIJÁ, CHIBUTO, ALTO CHANGANA, XAI-XAI.(Mas del 50 % de la provincia de Gaza y donde se asienta la mayoría de la población).
En la mañana del día jueves 24 de enero de 2013, la ciudad de Chokwe quedó completamente bajo el agua (se informó que las casas quedaron con agua hasta la altura de las ventanas, aproximadamente 2 metros), por la llegada de
las inundaciones producidas por las abundantes lluvias en la región y por la apertura de las compuertas de los diques del vecino país Africa del Sur.
El día viernes 25 de enero, ya las aguas habían cubierto toda la planicie que acompaña al río Limpopo entre la ciudad de Xai Xai y Chicumbane, y se hablaba del peligro del corte en uno de los puentes de la ruta nacional Nº 1 a esa altura. Por ahora el paso de los vehículos se encuentra restringido a un solo carril.
En la Parroquia de Macia ya habían acogido mil personas autoevacuadas de Chokwe y en una aldea cercana llamada Chiaquelane prácticamente la mayoría de los evacuados (en ese momento se habló de 55.000 afectados). En este último lugar, la gente de la Caritas consiguió organizarse para dar de comer a unas 750 personas (priorizando niños, ancianos y enfermos), una vez al día.
Durante los primeros dos y tres días esto fue realizado con los recursos propios (humanos y materiales). Caritas diocesana realizó un aporte monetario desde una cuenta que es reservada para las emergencias.

DATOS CONCRETOS AL DIA DE HOY
·        CHIAQUELANE: 70.000 familias evacuadas (unas 350.000 personas), con muy pocas condiciones para ser atendidas, mucha desorganización en el lugar. La gente de Caritas (cristianos voluntarios de las comunidades de las aldeas que también fueron evacuados de sus lugares) está atendiendo con una comida diaria a 750 niños, ancianos y enfermos.
·        MACIA: unas 7.000 familias (35.000 personas). La Parroquia recibió en su terreno a 1.000 personas a las que está asistiendo también con una comida diaria, a partir de los recursos propios y los que se van generando a partir de la solidaridad de la gente.
·        CHIBUTO: 330 familias (1.700 personas). La Parroquia y el ministerio de la Caridad están apoyando el trabajo de la Cruz Roja Internacional, con el aporte de agua, leña y lo necesario para la salsa de las comidas. Aquí se percibe mayor organización
·        En la zona también sabemos que hay otros tres centros de acogida, que están aislados por las aguas con menos cantidad de gente, pero que no está siendo atendida.
·        La ciudad de Xai Xai solo fue afectada hasta ahora por la entrada de agua al nivel de las calles en la zona baja, donde se encuentra el Obispado y la sede del Secretariado de Pastoral. Por precaución y ante el peligro de una inminente segunda ola de crecida del río, las autoridades ordenaron la evacuación de toda esa parte de la ciudad. 
      El alimento que se ofrece en los centros de atención a los evacuados, está compuesto por un plato de arroz o harina de maíz, que en algunos casos es acompañado por una salsa a base de verduras (hoja de zapallo o mandioca, que aún quedan en las huertas familiares) y aceite de maní o comercial. Los niños reciben lo mismo que los adultos y no cuentan con provisión de leche.Otra dificultad para la provisión de alimentos tiene que ver con la precaria infraestructura e instalaciones con que se cuenta para cocinar. En algunos casos sólo cuentan con dos ollas en cada centro, por lo cual después de servir al primer grupo, deben volver a cocinar para continuar a servir al resto.
Estos datos fueron recogidos por personal Cáritas de Xai-Xai en la zona afectada.

UNA VEZ QUE BAJE EL AGUA:
·        El reasentamiento de la gente una vez que pase la emergencia: Al volver a sus lugres de origen necesitarán  materiales de construcción locales (caniço y estacas) además de un refuerzo en la alimentación hasta volver a poner en producción sus huertas.
·      Salud: Las precarias condiciones de los asentamientos son potenciales focos de enfermedades, y ya comienza a haber algunos casos de diarreas.
·        La provisión de agua potable en los lugares de asistencia y la sanidad ambiental en general.
Brote de enfermedades como el cólera o malaria.
Informe proporcionado por el Equipo Beleka de Ayuda Humanitaria www.beleka.com.ar