Reflexión sobre la oración

Por Armando Pérez desde Calama, República de Chile.
Nuestro Señor Jesús nos dice: "Cuando ores...", Él da por hecho que entendemos que debemos orar. "Danos el pan nuestro de cada día". (El pan fresco que tienes para hoy, es decir, orar todos los días. "Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada". También debemos concurrir a las convocatorias de oración que hacemos los pastores. "¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil"... Muchos hermanos vuelven atrás o se entibian es porque no oran o dejan de hacerlo. "Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración". Ellos oraban juntos todos los días. ¡Que bueno que nos recordemos esto! ¿Alguien más podría aportarnos, recordarnos y desafiarnos a orar más?