Pastores argentinos viajaron a Roma para darle palabra profética al Papa

Vaticano - Seis pastores evangélicos de Argentina visitaron al Papa Francisco en su residencia, para entregarle una palabra profética, basada en el capítulo primero de Jeremías, confirmándole que “Dios lo había escogido como un profeta a las naciones y que no tuviera temor a dar la palabra como Dios se la daba”. La comitiva pastoral fue liderada por Jorge Himitián, (quien fue durante mucho tiempo presidente del Consejo de pastores de Buenos Aires), Norberto Saracco, Carlos Mraida, Omar Cabrera, Ángel Negro y Humberto Golluscio. Los pastores contaron que el líder de la Iglesia Católica Romana, los recibió con abrazos y besos “al estilo argentino”.
Durante la reunión, que duró casi una hora y media, el Papa actuó sin seguir los protocolos y dijo a los pastores: “Hoy tenemos que predicar el kerygma de Jesucristo, proclamando a Cristo”.
Los líderes pentecostales, todos de Buenos Aires, son viejos amigos de Jorge Bergoglio, que fue arzobispo de Buenos Aires desde hace muchos años, gracias a los encuentros de la Comunidad Renovada de Católicos y Evangélicos en el Espíritu Santo (CRECES).
“Nos acostumbramos a orar con Bergoglio y nos reuníamos de vez en cuando. Con estas reuniones nos encontramos con un hombre de profunda espiritualidad y nos convertimos en amigos”, dijo Himitián. “Expresamos nuestra alegría por tenerlo en un lugar tan importante, reconocemos su alto compromiso con Cristo y con el ser humano, los necesitados, y su compromiso con la oración”, agregó.
Durante la reunión, la periodista Evangelina Himitián, regaló al Papa una copia del libro biográfico “Francisco. El Papa de la gente”, escrito por ella.
En su regreso a Argentina, los pastores dijeron que fue genial reunirse con el Papa Francisco. Por su parte, el jefe del Vaticano dijo que estaba nervioso por la posibilidad de ser Papa, pero después de las elecciones sintió una gran paz que continúa en la actualidad”.
La reunión entre los pastores y el Papa, también abordó la realidad espiritual de la Argentina, pero no incluyó los temas de la política local. Según Himitián: “Nos habló de los aspectos positivos de esta apertura, que se produce en América Latina y en la propia Italia, donde la gente es muy alegre y muy abierta a volver a la fe, la iglesia. La gente se siente muy ansiosa. La Iglesia y los sacerdotes pueden ser sabios en satisfacer el hambre de la gente que está más abierta a la fe… Por supuesto, evangelizar sin proselitismo a una determinada iglesia”.
Curiosamente, Himitian dice que pasó “un tiempo en oración, como hacíamos aquí, cordial, amigable, espiritual. (Gospel Prime/CristianoDigital.net)