Prediquemos el arrepentimiento

por Ricardo Dulanto B. desde Perú
Hoy en día, ya no se predica, ni se enseña sobre el arrepentimiento de obras muertas, como se hacía hace 50 años atrás. Los predicadores eran incomprendidos y perseguidos. Lo mismo sufrieron, Juan el Bautista, Jesucristo y el apóstol Pedro porque usaron la expresión: "Arrepentíos", en el lenguaje actual sería "ARREPIENTANSE"...... nosotros tenemos que usar los mismos términos para que no caigamos en un evangelio barato de ofertas sin cruz.
Es incorrecto predicar un evangelio de prosperidad y beneficios, solamente, es muy necesario apuntar al corazón donde el hombre sea redargüido de su mala manera de vivir delante de Dios.
La decisión de cambiar de estilo de vida debe hacerse con reconocimiento en el corazón de que andamos mal delante de Dios.
El Humanismo, hoy más que nunca, se preocupa mucho por los derechos del HOMBRE, y no de sus obligaciones para con su CREADOR. 
Que el Espíritu Santo nos ayude en esta hermosa, y gloriosa tarea de llevar el evangelio a toda criatura, debe ser nuestra oración y convicción.
Amén.
Fraternalmente,
Ricardo Dulanto B.