"Lo que el mundo necesita es amor"

Por Ricardo Dulanto B.
Esta frase la usaba un locutor de una radio allá por los años 60; y transmitía baladas y música romántica, claro que el motivo de la programación era resaltar el amor entre los enamorados; pero meditando en esta frase, y llevándolo al campo espiritual, concluyo que es una gran verdad, ya que hoy en día más que nunca lo que el mundo necesita es amor.
Es decir: “lo que el mundo necesita es a Dios; porque Dios es amor” Dios sabía que el mundo necesitaba amor por eso dio a su Hijo:
Juan 3.16: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.”
Dios ama al hombre, y desea que éste deje la vida de pecado por eso, envió a su Hijo para perdón de nuestros pecados: 
1 Juan 4:9-10: “En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados” 
Nadie puede decir que ha conocido a Dios si no ama:
1ª Juan 4.8: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.”
Los discípulos de Jesús no sólo habían visto y conocido a Jesús sino que creyeron que Dios le envió; y esa es la con principal condición para recibir el perdón de nuestros pecados que creamos en Él:
1 Juan 4.16: Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.
El apóstol Pablo profetizó que en los últimos días la gente amaría más los deleites que a Dios, por eso es muy importante que se predique en todo lugar el evangelio de Jesús para que los hombres crean en Él y procedan al arrepentimiento de sus malas obras:
2ª. Timoteo 3.1-4: “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios”
Nadie puede decir que ha conocido a Dios si no ama:
1ª Juan 4.8: “El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.”
El mundo necesita a Dios, de su amor, su misericordia y de su verdad. En otras palabras, lo que el mundo necesita es el perdón de Dios porque viviendo en pecado estará alejado de Él. 
Jesús dijo que volvería otra vez para llevar a los que creen en él, esto es a su iglesia. Iglesia no lo constituye un edificio si no todas aquellas personas que han creído en él y muestran su amor y fidelidad guardando sus mandamientos:
1 Juan 5:3: “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”
Todo aquel que dice que ama a Dios debe demostrarlo guardando sus mandamientos:
Juan 14:15:” Si me amáis, guardad mis mandamientos”
¡Lo que el mundo necesita es creer en Dios!...La Escritura dice que hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio al mundo.
NADIE PUEDE DECIR QUE NO OYÓ EL EVANGELIO PORQUE POR TODO LA TIERRA SE HA PREDICADO, SE PREDICA Y SERÁ PREDICADO EL EVANGELIO DEL REINO DE DIOS.
¡Amén!
Ricardo Dulanto Bautista