El gran encargo de Jesucristo

por Ricardo Dulanto B.
Jesús nos dejó un gran encargo: "Ser y hacer discípulos"
No basta sólo con ser creyente, hay que ser y hacer discípulos de Jesucristo.
El discípulo debe ser enseñado y formado bajo los principios del reino de Dios.
El discípulo necesita un maestro, no hay discípulo sin maestro, ni maestro sin discípulo; ambos son necesarios.
Jesús No hizo cursos de discipulado, él hizo discípulos.
Hay que hacer discípulos al estilo de Jesús, conviviendo, sirviendo, cuidando, amando , enseñando, corrigiendo, amonestando, animando, orando, ayunando, etc.
La máxima enseñanza de Jesús es el amor por otros.
Amar es pensar por otros hasta llegar a dar la vida por los demás como lo hizo Jesús.
El ejemplo es la mejor herramienta para hacer discípulos; aunque algunos dicen que es la única forma de enseñar.
Jesús nos mandó hacer discípulos que vivan como una familia, que se ayuden y se sirvan en amor....
"La iglesia, está conformada por Discípulos de Jesucristo."
¡Amén!